Aplícate con las aplicaciones
¿Sabes qué son las aplicaciones?



Cuando se utilizan las palabras ‘aplicación’ o software al hablar de computadoras, celulares y tabletas, se hace para señalar a los programas de cómputo con los que trabaja cada equipo.

Cada dispositivo requiere de aplicaciones para funcionar, son tan importantes que sin ellas simplemente sus pantallas estarían vacías. Aunque de manera diferente, son igual de necesarias que la energía eléctrica con las que trabajan estos aparatos.

Con las aplicaciones realizas acciones específicas. Por ejemplo: para cada videojuego necesitas una aplicación especial, lo mismo ocurre para juegos interactivos, o las aplicaciones que te permiten ver videos o películas. Todas las cosas que haces con los dispositivos digitales requieren una aplicación en particular.

Por cierto, las aplicaciones que te sirven para un teléfono celular, no lo hacen en tabletas ni computadoras, y viceversa. Son específicamente creadas para cada tipo de aparato. A las diseñadas para dispositivos móviles también se les dice Apps.

¿Sabías que algunas aplicaciones para celulares y tabletas sólo funcionan si estás conectado a internet?

Cuando estés usando las aplicaciones que más te gustan, toma en cuenta lo siguiente:

  • Modera el tiempo que pasas en ellas. Divide las horas de tu día en distintas actividades: corre, juega, lee un libro, participa en los quehaceres de tu casa,
  • Si estás en alguna aplicación para usar el internet, evita los lugares con contenidos inapropiados para niñ@s de tu edad.
  • Hay aplicaciones para todas las edades, las recomendadas para niñ@s de tu edad se te harán más sencillas de manejar y sus contenidos los entenderás fácilmente.
  • Con las aplicaciones de redes sociales, no compartas información personal a nadie, tampoco tus contraseñas.

¡Aplícate con las aplicaciones!