Videojuegos

Jugar en la computadora o usando una consola de videojuegos puede ser una opción para pasar un rato de entretenimiento. Claro, siempre y cuando establezcas un tiempo razonable para hacerlo y escojas inteligentemente con quién jugar.

Jugar demasiado tiempo, además de molestar a tus papás porque no les haces caso cuando te hablan, puede afectar tus calificaciones e incluso tu vida social, pues momentos que antes destinabas a hacer tareas, estar con amigos o familiares o simplemente dormir, ahora los pasas frente a la pantalla de juegos.

Si eres de los que gusta jugar en línea debes estar siempre alerta y mantener tus datos personales a salvo: no des tu dirección, tu número celular ni el nombre de la escuela a la que asistes.

Te damos algunos tips para que tu experiencia de juego sea siempre agradable:

  • Establece un horario para jugar y respétalo. Una o dos horas como máximo, dependiendo de las otras actividades que tengas que hacer: tareas, ayudar en casa, hacer algún deporte...
  • Mantén en privado tus datos personales, usa apodos y sobrenombres en lugar de tu nombre real.
  • Si algún jugador se comporta de manera agresiva u ofensiva, bloquéalo de tu lista de jugadores y repórtalo al operador del servicio.
  • Respeta a los otros jugadores y no les digas ni hagas lo que no te gustaría que te hicieran a ti.