Kit para usuarios TIC Parte 2

El mal uso de dispositivos digitales, así como el empleo abusivo de ellos puede traer consecuencias graves para la salud. Evita daños a tu cuerpo siguiendo los siguientes consejos:

  • Usar el ratón de la computadora por tiempos prolongados puede ocasionarte en la mano síndrome del túnel carpiano, que es un dolor muy fuerte en la muñeca y la palma de la mano. Evítalo poniendo el teclado de manera que los brazos estén haciendo un angulo recto de 90 grados, también apoya las muñecas en una superficie, esto te servirá para descansar tus hombros.

  • El dolor de cuello y espalda en ocasiones es debido al uso de los dispositivos. Cuando las pantallas no están a la altura de tus ojos provocan que hagas un esfuerzo con la cabeza que no es natural en tu cuerpo. Te sugerimos realizar una serie de ejercicios rotando tu cuello, hombros y muñecas para sacar la tensión que guardaron mientras estuviste frente al dispositivo.

  • Escuchar constantemente tu música preferida a un volumen alto puede afectar tu oído, sobretodo si estás utilizando audífonos. Los reproductores de música portátiles pueden ser prácticos, pues te acompañan a todos lados, pero también afectan tu sentido del oído si no los empleas con moderación. Bájale unas rayitas a tu música, a un nivel moderado y disminuye el tiempo con los audífonos puestos.

  • El ardor de ojos por estar mucho tiempo frente a las pantallas, y que propicia que se pongan rojos, es por falta de lubricación. Disminuye las horas que pasas pegado a computadoras, tabletas, videojuegos y teléfonos celulares. Recuerda que la distancia entre tu mirada y la pantalla del dispositivo debe de ser entre 40 y 50 centímetros.

  • El sobrepeso y la obesidad son consecuencia de una mala alimentación y esos largos ratos frente a computadoras, videojuegos, teléfonos celulares y tabletas. Equilibra tu tiempo y ponte en movimiento: juega, camina, corre, haz esa actividad deportiva que tanto te gusta.

  • Falta de sueño, ansiedad y momentos de enojo extremo son algunos de los síntomas de quienes han adquirido una dependencia a los dispositivos. Pasar más de un par de horas al día usándolos puede propiciar la adicción a ellos. Reduce el tiempo que los utilizas, realiza todas esa cosas que también te gustan y que dejaste de hacer cuando te dejaste atrapar por los dispositivos.

Recuerda que ante cualquier dolor y malestar, platícalo con un adulto de confianza y acudan al doctor o al centro de salud más cercano.