Fraudes en línea

Los fraudes en línea son una amenaza cada vez más frecuente, para evitarlos la única solución es estar informado, pues no existe ningún programa informático que pueda impedir totalmente este tipo de ataques. Por eso hemos preparado esta lista de recomendaciones que te serán de gran utilidad para mantenerte a salvo.

Para evitar fraudes electrónicos:

  1. No abras ni respondas correos electrónicos:
    • De gente que no conozcas.
    • Escritos en idiomas que no hables.
    • Enviados por instituciones de las que no eres cliente.
    • Sobre sorteos u ofertas económicas.
    • De los que sospeches son falsos y que estés sin confirmarlos telefónica o personalmente con la institución que supuestamente los envía.
  1. No proporciones información personal (contraseña, datos de tarjetas de crédito, etcétera) por correo electrónico o a través de enlaces o links a sitios de internet contenidos en mensajes de correo electrónico no solicitado.
  2. No descargues archivos contenidos en un correo electrónico no solicitado.
  3. Instala y actualiza un antivirus y un antiespía en tu computadora.
  4. Las organizaciones de gobierno o comerciales serias no solicitan información de los usuarios a través de mensajes de correo electrónico. Si tienes duda llama a la compañía para cerciorarte que son ellos quienes verdaderamente te enviaron el correo electrónico. No marques el teléfono que se te proporciona en el mensaje, mejor busca el teléfono de la institución en el directorio, en su sitio de internet oficial o alguna otra fuente confiable.
  5. Verifica que en los sitios donde proporciones información personal:
    • La dirección de Internet comience con "https://"
    • En la parte inferior del navegador aparezca un candado cerrado o una llave. Si das clic sobre ese candado, podrás comprobar la validez del certificado digital y obtener información sobre la identidad del sitio de internet.
  1. Mantén el sistema operativo y todas las aplicaciones actualizadas.
  2. Nunca accedas a un sitio de internet a través de un enlace incluido en un correo electrónico sospechoso (enviado por alguien que no conoces o por una institución de la que no eres cliente, en un idioma que no hablas y/u ofreciendo un premio u oferta), mejor escribe en el navegador la dirección del sitio que deseas visitar. Nunca cortes y pegues el enlace que se indica en el mensaje.
  3. No accedas desde cafés internet o lugares públicos al sitio de internet de un banco. Las computadoras en estos lugares podrían contener programas de cómputo destinados a capturar tus datos personales.
  4. Si recibes un correo electrónico o un mensaje de texto de bienvenida a un servicio que no has contratado, un aviso de que tu cuenta fue desactivada u ofertas increíbles, bórralo y olvídalo.