Virus, gusanos y troyanos

Debido al continuo desarrollo de nuevos virus, gusanos y troyanos, actualmente es imposible garantizar al cien por ciento la seguridad de una computadora. Lo único que podemos hacer es reducir el riesgo, pero ¿cómo podemos lograrlo?

  1. Instala un antivirus. Hay opciones gratuitas y de pago. Algunos antivirus pueden ser muy buenos, pero ocupan muchos recursos en tu computadora. Consulta diferentes opciones antes de elegir uno.
  2. Mantén actualizado tu antivirus. Asegúrate que tu antivirus se actualice periódicamente, sino sólo ocupa recursos en tu computadora y no te brinda ninguna protección.
  3. No instales varios antivirus simultáneamente. Esto puede provocar errores de sistema o hacer más lenta tu computadora.
  4. Utiliza un cortafuegos o firewall. Windows en sus últimas versiones trae un cortafuegos integrado (si lo tienes, asegúrate de que esté activo); muchos antivirus, también, integran un cortafuegos.
  5. No abras correos sospechosos (enviados por alguien que no conozcas o por una institución de la que no eres cliente; en idiomas que no hablas; con títulos atractivos ofreciendo grandes premios, ofertas o llamados urgentes). Muchos programas espía, gusanos, etcétera, se están distribuyendo a través de correo electrónico. Aunque conozcas al remitente (hay programas maliciosos que pueden simular ser enviados por uno de tus amigos: su máquina puede estar infectada y mandar correos con virus a su libreta de direcciones), si ves que el contenido del mensaje es sospechoso, bórralo directamente. Es una buena medida de seguridad el desactivar la vista previa de tu correo electrónico.
  6. No abras archivos adjuntos que no sepas qué son. Es mejor que dejar que tu computadora se infecte con un programa malicioso.
  7. Antes de introducir un CD, DVD, USB u otro tipo de memoria a tu computadora, revísalo con tu antivirus.
  8. Cuidado con la visita a sitios de internet de poca confianza, muchos de ellos están infectados por virus y códigos maliciosos.
  9. Revela tu dirección principal de correo electrónico sólo a gente que conozcas.
  10. Evita que tu dirección de correo electrónico aparezca en directorios de internet y en sitios de ofertas de empleo.
  11. Ten mucho cuidado con las descargas gratuitas, evita hacerlas en sitios de internet desconocidos o sospechosos.

Cuando estés navegando en Internet, si te aparece una ventana emergente o una ventana de diálogo, no trates de cerrarla haciendo clic en el botón “Cerrar”, pues en la mayoría de los casos esa acción instalará el programa espía. Cierra la ventana emergente haciendo clic en "X", sombreado regularmente con color rojo.