Redes Sociales

  • ¿Qué actitud debes adoptar frente a las redes sociales?
  • Tips para orientar y proteger a tus hijos.

En los términos más simples, las redes sociales son estructuras compuestas por personas que están conectadas por uno o varios tipos de relaciones: amistad, parentesco, hobbies, negocios, creencias religiosas, organizaciones: escuela o lugar de trabajo, etcétera.

En el caso de las redes sociales que usan tus hijos, son comunidades en línea (de registro y uso gratuito) donde el usuario crea su propio perfil y a partir de éste, hace invitaciones a otros (familiares, amigos y compañeros de la escuela o persona que conocen en internet) para que sean sus amigos y así poder estar en comunicación constante.

Redes como Facebook, Twitter, Line, Hi5, MySpace, Metroflog, Badoo, sólo por mencionar algunas, son sitios muy populares, particularmente entre adolescentes y cada vez más niños, pues les permiten compartir información acerca de ellos mismos a través de fotos, videos, mensajes instantáneos y comentarios que publican en su perfil.

Ser parte de una red social es una forma de decirle al mundo que existen, cómo son (o cómo quisieran ser vistos), lo que hacen y les gusta hacer, lo que piensan y sienten; y el único requisito que necesitan cubrir para formar parte de ésta es registrarse y contar con una cuenta de correo electrónico.

Para tus hijos, las redes sociales representan una forma fácil, divertida e inofensiva de interactuar con otros; sin embargo, existen algunos riesgos relacionados a su uso, sobre todo por que los perfiles y los datos que éstos contienen están al alcance de millones y se tiene evidencia que muchos adultos están recurriendo a las redes para acercarse a niños y jóvenes con fines delictivos entre los que se encuentran el acoso y la explotación sexual e incluso el secuestro.

Aunado a esto, está también el uso que los propios adolescentes están haciendo de las redes, quienes en busca de popularidad, aceptan invitaciones de amistad de gente que no conocen en la vida real (entre más amigos tengas en tu perfil, más famoso eres) y publican comentarios, fotos y videos con contenido sexual (más las chicas que los chicos) o donde hacen alarde de sus pertenencias y estilos de vida, exhibiéndose peligrosamente ante los ojos de delincuentes o agresores sexuales.

¿Qué actitud adoptar frente a las redes sociales?

  • No censures. La solución no es prohibir el uso de las redes, mucho menos satanizarlas. Mejor platica con tus hijos sobre los peligros que hay en su uso inapropiado y cómo prevenir situaciones de riesgo.
  • Involúcrate. Crea tu perfil y conoce lo más posible sobre las nuevas formas de comunicación que ofrecen las redes. Quizás hasta te termines divirtiendo y encontrando amigos del pasado.
  • Sé comprensivo. Guía a tus hijos para que hagan un uso positivo de las redes y platica frecuentemente con ellos sobre lo que hacen cuando están en las redes, con quién se comunican y a quiénes agregan como nuevos amigos.
  • ¡Confía en ellos! Informa a tus hijos con veracidad y confía en su criterio. La comunicación y la buena relación que tengas con ellos los hacen más fuertes e inteligentes ante situaciones de riesgo.
  • Exige. Conoce los términos y condiciones de las redes a las que pertenecen tus hijos. Checa si los servicios que ofrecen son apropiados para su edad y exige a los administradores de estos sitios mayores controles para proteger la privacidad y seguridad de los datos.

Tips para orientar y proteger a tus hijos:

  • Diles que a la hora de crear un perfil en las redes no publiquen información personal que los haga fáciles de contactar: ciudad en la que radican, dirección, nombre de su escuela, su número celular y pídeles que establezcan su perfil privado.
  • De ser posible, siéntate con tus hijos a la hora que ellos crean sus perfiles, así podrás configurar los permisos y restricciones de éstos.
  • Recomiéndales usar un apodo o alias en lugar de su nombre real, también no publicar su edad ni fotos sugerentes.
  • Pídeles que no acepten invitaciones de amistad de gente que no conozcan en la vida real, por más atractivos o buenas personas que parezcan. Alértalos sobre cómo hay gente que pretender ser quien no es y que por lo mismo deben tener cuidado en quién confían.
  • Háblales de la importancia de no divulgar todo lo que hacen. Establezcan un límite entre lo que es público y privado, así como las consecuencias que tiene publicar fotos sobre su vida familiar.
  • Platica con ellos lo importante que es el no hacer alarde de sus pertenencias, menos aun cuando no las tienen. En su intento de querer ser populares presumiendo lo que poseen, pueden desde exponerse a un simple robo, hasta poner a toda la familia en peligro.
  • Recuérdales que no deben compartir su contraseña con nadie, pues de hacerlo alguien podrían hacer mal uso de él y cometer agravios en contra de otros usando su nombre.
  • Si alguien les pide a tus hijos conocerse en persona lo ideal es que no asistan. En caso de que tú lo consideres pertinente aconséjalos escoger un lugar público en un horario de día y que nunca vayan solos. Pídeles que valoren si de verdad tiene algún sentido conocer a ese alguien en persona y cuál sería la finalidad de la reunión.
  • ¡Confía en ellos! La comunicación y la buena relación que tengas con ellos los hacen más fuertes e inteligentes ante situaciones de riesgos.
  • Enséñales a confiar en sus instintos y dales la confianza para que si alguien o algo los hice sentir incómodos, lo platiquen contigo.
  • Explícales que la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal es la misma que en la vida real, por lo que cuando estén en Internet nunca hagan cosas que no harían en la vida diaria. Háblales de la importancia de no usar las redes para difamar, humillar o hacer sentir mal a otros y que siempre traten a los demás como quisieran ser tratados.

¡Todo lo que tus hijos hacen en línea tendrá consecuencias en su vida, enséñalos a actuar con responsabilidad y a disfrutar todas las ventajas que ofrecen las tecnologías!